Hoy en día la cuestión de organización del sistema de tratamiento de desechos médicos y la implantación del método instrumental de descontaminación en las entidades de sanidad se hizo especialmente relevante por causa de los cambios en los requisitos legales rusos en el área ambiental y sanitaria. En primer lugar, esta situación fue causada por la entrada en vigor desde el 1 de agosto de la Orden del Servicio Federal de Supervisión en la Gestión Ambiental de 18.07.2014 N 445 “Sobre la aprobación del catálogo federal de clasificación de desechos”, donde se quedó sólo un grupo con desechos médicos, a saber: “Desechos de neutralización de los desechos médicos y biológicos”. Se sabe que la neutralización debe asegurar dos condiciones que no se cumplan por la desinfección química convencional:

  • pérdida completa de patogenicidad en los desechos médicos a través de los métodos instrumentales de descontaminación con métodos físicos;
  • pérdida del aspecto comercial de desechos médicos.

Así, los desechos médicos después de la desinfección química deben ser transferidos a una organización especial para ser neutralizados. El coste alto de los servicios de las organizaciones que realizan la neutralización de desechos médicos de forma centralizada estimula las entidades médicas a organizar sus propias áreas de tratamiento de desechos médicos y equiparlas con instalaciones especiales. El mercado de equipos para el tratamiento de desechos se distingue por la diversidad de tecnologías, lo cual permite a cada organización médica elegir el modelo más óptimo sin exigir preparaciones minuciosas en la formación de los criterios de selección de equipos, que incluyen, entre otras cosas:

  • Coste de los equipos;
  • Coste de los trabajos de preparación del local, sistemas de suministro de agua, electricidad, etc., de acuerdo con los requisitos del fabricante de los equipos;
  • Gastos de operación, incluyendo el coste de materiales de consumo, electricidad, ambientes de alimentación de los equipos;
  • Coste de mantenimiento, reparación, piezas de repuesto;
  • Rendimiento de los equipos;
  • Gama de los materiales y productos que serán tratados en los equipos;
  • Requisitos de cualificación del personal que maneja los equipos;
  • Comodidad de uso de los equipos.

Las reglas sanitarias del tratamiento de desechos médicos subrayan los métodos siguientes de descontaminación instrumental de desechos médicos: con vapor de agua saturado bajo la presión excesiva, temperatura, radiación, radiación electromagnética. Sin embargo, durante la Conferencia de las Partes de la Convención de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación, que tuvo lugar en Ginebra en 2002, la ONU adoptó los “Principios rectores técnicos de la regulación justificada por aspectos ambientales de los desechos biomédicos y médicos”, donde los métodos de prioridad del tratamiento de desechos incluían la esterilización con vapor y la esterilización con calor seco. Varios fabricantes domésticos producen autoclaves para la desinfección de desechos médicos con rendimiento alto o bajo. La eficacia del método de vapor de esterilización y de desinfección es un factor universalmente admitido e indiscutible. Sin embargo, cuando uno elige una autoclave para el tratamiento de desechos médicos, tiene que prestar atención a varios factores importantes:

1. Propósito de la autoclave

De conformidad con los requisitos del pár. 5.4 del Reglamento Sanitario 2.1.7.2790-10: “El método físico de descontaminación de los desechos de clases B y V… se aplica si hay equipos especiales para la descontaminación de desechos médicos

Así, la documentación técnica de la autoclave debe contener la nota de que su propósito es la descontaminación de desechos médicos. El intento de usar el esterilizador de vapor diseñado para el tratamiento de productos médicos como los equipos para el tratamiento de desechos médicos puede causar no sólo dificultades en el trabajo del personal operativo (incomodidad de la operación de carga y descarga, ausencia de las cestas de carga para los desechos y otros factores descritos más abajo), sino también advertencias por parte de las autoridades de supervisión.

2. Eficacia del proceso de descontaminación con el vapor de agua saturado

1). Permeabilidad al vapor de agua de los materiales de embalaje

El factor principal que afecta la eficacia de la desinfección / esterilización de objetos con vapor es la permeabilidad al vapor de agua de los materiales de embalaje, ya que el vapor de agua saturado tiene su efecto sólo en contacto directo con la superficie desinfectada. La documentación reglamentaria contiene la descripción de los requisitos siguientes del embalaje usado en caso de la desinfección con vapor:

  • pár. 4.2.1.1 GOST ISO 11607-2011: “La compatibilidad del material con respecto al proceso de esterilización debe confirmar que el embalaje es bastante permeable para los agentes físicos y químicos que afectan la eficacia del método específico de esterilización y que el proceso de esterilización no empeora las propiedades del material con el tiempo.”
  • pár. 4.4.2.1 Instrucciones Metodológicas MU 3.1.2313-08: “Si se usa este método de descontaminación, los cuerpos y los pistones de jeringas se colocan en un paquete desechable especial permeable al vapor, resistente al impacto de altas temperaturas y diseñado para la esterilización de productos de uso médico.”

En la práctica, en caso del uso de autoclave, los desechos médicos se colocan en bolsas de polipropileno que soportan la exposición a temperaturas elevadas pero no son permeables al vapor. Por eso hay recomendaciones de no cerrar la bolsa por completo, dejando un agujero en su abertura para asegurar el acceso del vapor por dentro a los desechos médicos. Sin embargo, esta operación no puede ser normalizada y contradice los requisitos de las reglas sanitarias que obligan a atar o cerrar el paquete después de la colección y prohíbe la colocación de desechos fuera del departamento en los contenedores abiertos (pár. 4.13 del Reglamento Sanitario 2.1.7.2790-10).

En algunos casos el fabricante de los equipos recomienda colocar los desechos médicos, embalados en una bolsa de polietileno, en un paquete de polipropileno resistible al calor. En el proceso de tratamiento con vapor el paquete de polipropileno se destruye gradualmente y el vapor penetra a los desechos médicos. Sin embargo, en este caso la penetración del vapor se realiza sólo a través de la abertura del paquete, y la mayoría de las superficies “impide” el proceso de desinfección, ya que no tiene permeabilidad. Así, de momento no hay ofertas de paquetes diseñados para la colección y descontaminación de desechos médicos, que cumplen con los requisitos permeabilidad, resistencia al calor, resistencia a la humedad y hermeticidad al mismo tiempo. Más cuestiones se plantean en caso del uso de autoclaves para los contenedores con instrumentos agudos, cerrados con una tapa, que excluyen la abertura espontanea: el vapor no puede calentar todo el volumen de este contenedor que contiene la cantidad significante del aire.

La solución más eficaz y segura de estos problemas, relacionados con la eliminación del aire y el contacto directo del vapor de agua con todas las superficies de desechos médicos desde el punto de vista epidemiológico, es la trituración preliminar de los desechos en la cámara de trabajo de la autoclave, lo que ya se utiliza por los fabricantes occidentales de este tipo de equipos.

2). Eficacia de eliminación del aire de la cámara de trabajo y carga

Los paquetes con desechos médicos entregados para la neutralización se caracterizan por su volumen, diversidad de la composición morfológica y la colocación floja de los materiales, peso específico grande de los productos porosos y productos con cavidades, lo que resulta en la formación de muchas bolsas de aires dentro de la carga con desechos médicos. La autoclave para la descontaminación de desechos médicos debe asegurar la eliminación eficaz del aire de todo el volumen de carga a través de vaciado preliminar múltiple. De lo contrario, habrá que aumentar la duración del ciclo de esterilización de manera significante.

3. Seguridad sanitaria epidemiológica y ambiental de los desechos y vertidos

Cuando una autoclave se elige para el tratamiento de desechos médicos, hay que prestar atención en la presencia de filtros y otros dispositivos que aseguran la limpieza del condensado desviado y el aire de los contaminantes microbiológicos. De lo contrario, los equipos serán potencialmente peligrosos para el personal y contribuirán en la diseminación de infecciones.

4. Otros factores que afectan la selección de autoclave para la descontaminación de desechos médicos:

  • Las autoclaves exigen la conexión con el sistema de canalización. Para su funcionamiento largo y correcto sin averías, hay que asegurar la calidad adecuada del agua de alimentación, lo cual puede exigir la organización de sistemas de filtración y preparación del agua.
  • Las autoclaves funcionan bajo presión elevada, por eso exigen la aprobación del proyecto del local y la formación especial de los operadores.
  • La exposición al vapor de agua saturado no resulta en ningún cambio del aspecto comercial de desechos médicos, por eso los equipos deben tener una cámara de trabajo con cuchillos o dispositivos separados para triturar y prensar los desechos después del tratamiento.

Los equipos, cuyo principio de acción se basa en el tratamiento de desechos con el aire seco caliente (bajo las temperaturas de más de 160 °С), también requieren que los fabricantes solucionen una serie de cuestiones, en particular:

  • creación de materiales de embalaje para los desechos médicos que soportan altas temperaturas:

Las bolsas de polietileno comienzan a deformarse bajo la temperatura a partir de 100 °С, las bolsas de polietileno polipropileno – bajo 140 °С; la ausencia de embalaje resistente al calor resulta en las adherencias de desechos a las paredes de la cámara de trabajo, formación de pábilo que es muy difícil para limpiar.

  • aseguramiento del calentamiento uniforme y rápido de todo el volumen de desechos médicos cargados.

La empresa OOO Megatechnica realizó la solución de estas tareas en la producción de su instalación para la descontaminación y desinfección de desechos médicos SAMot. Los desechos médicos recogidos en las bolsas de polietileno se colocan en los paquetes especiales resistentes al calor, que soportan el calentamiento hasta 215 °С. Los paquetes resistentes al calor con una boca abierta se colocan en las cestas de carga en la cámara de trabajo. La instalación SAMot asegura la desinfección de desechos médicos de clases B y V en el modo de 200 °С/30 min. El calentamiento de la carga se realiza por todas las partes a través de la transferencia de calor:

  • de las paredes calentadas y el fondo de la cámara de trabajo;
  • del distribuidor de aire situado en el centro de la cámara de trabajo;
  • del aire caliente que entra de forma forzada como resultado del funcionamiento de los ventiladores del distribuidor de aire directamente a los desechos médicos a través de la boca del paquete abierta al máximo (convección forzada);
  • de los desechos médicos ya calentados, situados en la capa exterior de la carga (convección natural).

Así, la carga con desechos médicos se calienta rápidamente: la duración media total del ciclo es 60–70 minutos para el volumen de carga de 85 a 420 litros (según el modelo).

Durante la desinfección se cambia el aspecto comercial de desechos médicos a través de aglomeración (formación del macizo único de desechos). La etapa de filtración multigradual de enfriamiento del aire de la cámara de trabajo finaliza el ciclo de tratamiento de desechos médicos en el equipo SAMot. El aire de la cámara de trabajo pasa a través de un sistema elaborado de filtros, asegurando la limpieza de partículas de polvo, aerosoles, contaminaciones gaseosas, eliminación de olores.

El equipo SAMot, que hace poco salió al mercado de equipos para el tratamiento de desechos médicos, ya obtuvo la fama de un equipo eficaz producido por el fabricante nacional, ya que tiene las ventajas siguientes:

  • Alto rendimiento:
    Un desinfectador-destructor SAMot es capaz de satisfacer las necesidades del hospital de 1300–1500 camas.
  • El coste del equipo es 2–3 veces más bajo que el coste de autoclaves para los desechos médicos con el rendimiento similar.
  • Eliminación completa de infecciones y cambio del aspecto comercial de desechos médicos en el único dispositivo:

El cambio del aspecto de desechos no exige ningún equipo adicional – trituradores o prensas. Al mismo tiempo, la instalación SAMot no contiene elementos cortantes que pueden averiarse rápidamente, lo que permite reducir los gastos para el mantenimiento y la reparación.

  • Ergonomía:

El equipo SAMot es fácil en la operación: se activa con sólo un botón. La escotilla de carga ancha con el diámetro de 600 mm a 1000 mm permite colocar paquetes de gran volumen dentro de la cámara de trabajo. La operación del equipo no requiere ninguna preparación especializada del personal operacional.

  • La compacidad del equipo SAMot permite instalar varias unidades de equipos en un local.
  • El desinfectador-destructor SAMot no requiere conexión con los sistemas de canalización, filtración o preparación de agua, lo cual permite economizar mucho en la preparación del local para la instalación de los equipos.
  • El equipo SAMot tiene los medios del control operativo del funcionamiento:

– indicadores químicos que cambian de color después del ciclo operacional exitosos – pueden ser utilizados en cada ciclo.
– indicadores biológicos que contienen el microorganismo Bacillus subtilis BKM-B-911, resistente al impacto del aire seco caliente.

La posibilidad del control integrado aumenta la seguridad del proceso de neutralización de desechos médicos en el equipo SAMot.

  • Seguridad ambiental y epidemiológica de los desechos tratados:

de acuerdo con el pár. 2.2. del Reglamento Sanitario 2.1.7.2790-10, los desechos de clases B y V, tratados en el desinfectador-destructor SAMot, pueden ser acumulados, almacenados temporalmente, transportados, destruidos y enterrados junto con los desechos de clase A.

  • El plazo de garantía del desinfectador-destructor SAMot es 24 meses.

Así, los usuarios de SAMot obtienen una tecnología simple y eficaz de descontaminación y cambio del aspecto de desechos médicos, que incluye no sólo los equipos, sino toda la gama de los materiales de consumo necesarios del fabricante nacional OOO Megatechnica (San Petersburgo), lo que también es un factor importante en la situación económica actual.